LA TIERRA DE LA PIEDRA NEGRA


¿Querrían convertirse en desiertos en el desierto,
en luz naranja de risa y llanto,
volverse viento y dicha en la arena, néctar, escalofrío, libertad...

sábado, 27 de noviembre de 2010

POESÍA, COMBATE MORTAL (Para la antología de diez años de Voces del Extremo)


Últimos días del segundo milenio, la guerra fría ha terminado, los sueños, de error o virtud, acaban en el mismo cementerio de un nuevo orden plutocrático mundial, Antonio Orihuela es Toro Sentado convocando a las naciones indias para la batalla del pequeño gran cuerno, el lugar es Moguer, el pueblo-sueño que Juan Ramón se llevó a las Antillas lejos de la violencia de los minihitlers y ministalins, menos torremarfileño ahora en la derrota de  la última belleza natural, en un mundo imposible para pinos y burros, cerca de la Huelva lejana, pestosa, química y  rosa, van llegando desde todos los extremos, nuevas sienes sensitivas, feístas, toscas, puras, narrativas, antipoéticas, primitivas, rebeldes, y aún así, los padres constituyentes del viejo estado de antes de todos los estados, el estado poético, los feroces que reunió un coño azul isleño, los editores independientes de la punta sombría y creadora que penetra sin auctoritas en el mar de las voces en papel, se prepara POETRY MORTAL COMBAT, van llegando los guerreros de las palabras floridas que extraen corazones en medio del tardotecnocapitalismo miserable que atonta y mata toda ilusión, David Asturias limpia sobre limpio como las mujeres de mi pueblo, su canto de pájaro que estuvo enjaulado tiene el ornato de la dictio de ningún ornato de la dictio, Antonio Mallorca transmuta transmisiones y grasa de taller mecánico en tropos de delicadeza, Jorge Madrid avisa que ya no podemos seguir escribiendo hoy el día está gris, me duele un dedo, Manuel Zaragoza sueña con vampiros de amor gigante pero llega al centro urbano, se come una palmera y regresa agotado, Antonio Sahara es el poema objeto de sabiduría con barbas hasta las ojeras, Uberto Valencia choquera es un gestor cultural con futuro que despierta a los mejores de su generación, Francis Huelva vende aires acondicionados y les regala libritos amargos del apocalipsis a putas y borrachos, Eladio Isla Canela crea una exótica isla biodomo editorial de arenas y retamas poéticas entre los bloques de la codicia y la fealdad, y se convierte en el último numantino, el único que no acepta maletines de dinero-caca, no se puede comerciar con Artaud, la Tierra, o un indio Hopi, David Sanlúcar pasea doscientos negros por el laberinto kafkiano de los millones de normas, los concejales, los puticlubs, un mueble bar con espejos y cadenita o las tabernas de los inéditos borrachos sin encontrar por ningún sitio al hombre diogénico, Isabel Málaga mete en libros de poesía la penuria desclasada y nunca cantada de los barrios obreros feos y pasados de moda, Luis Felipe Béjar sonríe desde su vejez patriarcal y compasiva que apadrina suicidios literarios y niños africanos, corazones arcaicos, arcaicos corazones,  Caraoscura Jerez cante de la nación del carro, vieja candela de antes de todo lo que conocemos, ya vienen, con el zumbido boscoso de abejas, el canto de los pigmeos no domesticados, Mara México, Fathi y Mohamed Marruecos, Josu e Idoia basucoi, Tiago Lisboa, Quique Valencia marcha con millones y añade ceros al número de voces extremosas y despiertas, Eva Huelva y sangre y fármacos, Miriam Caracas, van llegando, nunca acaba, diez años y sigue, ya sin fundamento en la Fundación Juan Ramón, nomadea, se escapa a Béjar, es expulsada, se autopaga, se autogestiona, invita a un anciano de la CNT que viene desde el futuro, se fuga a la Rioja de Begoña y Cabezón, pertinaz como la vieja prensa de Cumpián Málaga que imprime a Jesús Benarés, hablo de una candela antigua, un fuego que pasa de mano en mano y de pecho en pecho, voces y aullidos del extremo que no descansan, periferia ninguneada que es el centro, eran nobles donnadies resistiendo en un mundo innoble, mortal el combate de la poesía y perdimos, perdimos, pero estuvimos juntos, yo lo vi. 


  

4 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
DANIEL

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

DANIEL MACÍAS dijo...

Gracias por tu afectuoso poema, Jose Ramón, un placer conocerte. Ya me he paseado gustosamente por tus horas rotas. De niño viví en Collanzo, no muy lejos de Mieres, así que estamos cerca de varias maneras.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yosoydevocesdelextremo@orgullodelapalabrayansiadelibertad

Mada dijo...

chapó daniel
un abrazo de mada