LA TIERRA DE LA PIEDRA NEGRA


¿Querrían convertirse en desiertos en el desierto,
en luz naranja de risa y llanto,
volverse viento y dicha en la arena, néctar, escalofrío, libertad...

martes, 2 de diciembre de 2008

LA ERA DE LA INCOMUNICACIÓN











Cuando volamos sobre las zonas del desierto donde no hay cobertura del radar llamamos cada media hora por un teléfono satélite para dar la posición y decir mis palabras favoritas, normal operations, también tenemos una radio HF que lo pilla todo en medio mundo, dos VHF, más un ELT que es una radiobaliza por si nos la pegamos. Y además está el plan de vuelo y el seguimiento por satélite de nuestra posición, accesible desde cualquier ordenador conectado a internet. Ya en el campamento SRAK, Sur de Rub al Khali, tenemos línea de teléfono terrestre, teléfono satélite, televisión satélite, internet, y una buena flota de vehículos de todos los tamaños, reservas de combustible enormes y, se me olvidaba, hasta un avión. Hoy me he alejado del campamento y todas sus máquinas nada más llegar del vuelo y he caminado varias horas por el valle que hay entre el macizo de dunas de poniente y el del norte. Quiero comunicarme con algo muy real que he sentido, algo que no sé si es Allah, los Dyinns, genios y espíritus del desierto de los beddawi pre-islámicos, o como dice mi fe, sólo el océano de la Realidad, pero quiero comunicarme y no puedo, porque no entiendo las voces del Valle de la Sabiduría.

2 comentarios:

usucapiodelvacío dijo...

Me ha costado localizarte, cautivo, pero la radiobaliza ha funcionado. Mi bola del mundo, el flexo y el corazón enardecido por tus descripciones del desierto. Estoy allí y me lo has dicho todo. No me hace falta el diccionario que descifre las voces del Valle de la Sabiduría

ZAGREOS dijo...

gracias y bienvenida a la tierra de la piedra y el caldo negros, ¡ah! en este desierto ya no soy un cautivo.

Afectuosamente suyo.